Bancos y familias alianzas por las concesiones de créditos

Fecha de publicación: 22.05.2018
Bancos y familias alianzas por las concesiones de créditos

Se están alineando los planetas en materia de préstamos. Las familias que solicitan dinero poseen ahora una mayor competencia y solvencia, y como consecuencia, los bancos les facilitan la vida aplicando condiciones más flexibles y favorables para concederles financiación para la adquisición de una casa.

Eso es lo que resume el resultado de la encuesta del Banco de España realizada a entidades sobre préstamos bancarios en el primer trimestre del 2018.

La clave está en la vara de medir aplicada a los hogares y a las empresas: no es la misma. Los bancos les han concedido favoritismos a las familias sobre las sociedades, con las cuales no ha cambado el trato.

Favoritismos para los hogares familiares

El BdE se remite a tres criterios que justifican este cambio de actitud hacia las familias a la hora de la concesión de préstamos: la alta demanda por parte de las familias, frente a la de las sociedades que se mantiene; la relajación de los criterios de aprobación para las peticiones de los hogares; y, por último, mejores condiciones en las que desembocan las circunstancias anteriores.

Con respecto a los hogares, Luis Linde explica la mayor demanda de préstamos para adquirir vivienda. "Según las entidades, la mayor confianza de los consumidores, las mejores perspectivas del mercado de la vivienda, el descenso en el nivel general de los tipos de interés y, en menor medida, el ascenso de las operaciones de refinanciación y renegociación de deuda habrían contribuido al incremento de las solicitudes".

Y ante una mayor demanda, más facilidades. Se estima que el aumento de la competencia, las mejores perspectivas económicas en el mercado de la vivienda y una mayor solvencia de los prestatarios son los desencadenantes principales del cambio.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Préstamos al consumo y a empresas

Lo mismo ocurre para las familias cuando lo que se solicita es un préstamo al consumo: hay más demanda que antes, y esto provoca una relajación de las condiciones y una cantidad menor de negativas. "De acuerdo con las respuestas recibidas, el ascenso del gasto en bienes de consumo duradero, la mayor confianza de los consumidores y, en menor medida, los menores niveles de tipos de interés habrían sido los principales factores que contribuyeron al incremento de las peticiones, mientras que el aumento de los préstamos de otras entidades, el ascenso de la financiación interna mediante ahorros y, en menor medida, el mayor uso de otras fuentes de financiación externa habrían afectado en la dirección contraria", apuntan desde el BdE.

La otra cara la viven las empresas, no obstante, ya que el caudal sigue al mismo nivel. Los bancos participantes en la encuesta del BdE afirman que, en el primer trimestre del año, no se han observado cambios destacables en la demanda de préstamos por parte de las compañías, tanto pymes como grandes empresas. Por tanto, a misma demanda, mismas condiciones.

Los efectos del BCE, tan bien como mal

Cuestión aparte merece la opinión de los bancos sobre si el programa ampliado de compra de activos del BCE les está ayudando, o no.

Los encuestados admiten que dicho programa ha resultado beneficioso, en los últimos seis meses, para la mejora de la liquidez y de las condiciones de financiación de las propias entidades y también de las condiciones de los préstamos. Pero, según afirma el BdE, ha impactado negativamente en la rentabilidad

Los efectos son ligeramente dispares puesto que acumular resultados positivos y negativos. Las entidades europeas coinciden con las españolas en que el tipo de interés negativo de la facilidad de depósito del BCE propició "una reducción de los ingresos netos por intereses durante los últimos seis meses, así como una caída generalizada de los tipos de interés y los márgenes de los préstamos", pero comportó, a su vez, un aumento del volumen de créditos concedidos.

Las propias entidades hacen una previsión negativa respecto a sus ingresos netos por intereses en los próximos seis meses, provocado, dicen, por el tipo de interés negativo de la facilidad de depósito del BCE.

 

Fuente: El País

Comentarios