Aprende a gestionar tu dinero para no arruinarte en vacaciones (Parte II)

Fecha de publicación: 18.04.2019
Aprende a gestionar tu dinero para no arruinarte en vacaciones (Parte II)

En la primera parte de este artículo, hemos visto en qué condiciones debemos sacar dinero del cajero en el extranjero y si es conveniente cambiar la divisa en nuestro país antes de salir. A continuación, presentamos más opciones para gestionar nuestro dinero fuera de España.

Cambiar dinero en el extranjero

Si cambiar la divisa en España es una opción, otra tan lógica como esa es hacerlo directamente en el país de destino. Antonio Gallardo, experto de iAhorro, sin embargo advierte que “cambiar dinero en un banco en el lugar de destino, conlleva las desventajas de tener que llevar la cantidad de euros que se quiere cambiar en la divisa local y pagar más que en España”. Esto ocurre porque la tasa ofrecida por la oficina es inferior a la oficial, y la consecuencia es que obtenemos menos dinero en moneda extranjera de la que valen nuestros euros. Eso significa que perdemos dinero con el cambio. Está claro que también está la opción de cargar el cambio a la tarjeta bancaria, pero el resultado es el mismo. Lo que aconseja Gallardo es cambiar una cantidad de dinero moderada que dé para cubrir gastos ligeros, y pagar lo demás con tarjeta.

Pero cuidado al pagar con tarjeta

Haber escogido esta última opción no nos libra de las comisiones. Volvemos a hablar de bancos, porque BBVA y Kutxabank aplican una comisión del 3% por pagar con su tarjeta de crédito en países extranjeros de la zona euro. Los restantes diez bancos españoles más importantes ofrecen este servicio de forma gratuita. Los clientes de Kutxabank, además, tampoco se libran de dicha comisión si efectúan el pago con su tarjeta de débito, según el comparador iAhorro.

Fuera de la zona euro, la cosa cambia. Depende del banco y de si la tarjeta es de crédito, débito, de contacto o de introducción. La comisión más baja la disfrutan los clientes de Mediolanum con su 1%, mientras que los de Caixabank sufren al más alta, del 3,95%. Hay solamente una entidad bancaria que no aplica comisiones en los pagos con cualquier tipo de tarjeta en países sin euro, y ésa es Abanca.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Los neobancos ponen de su parte

Ante este panorama, no es de extrañar que salgan a relucir esas todavía desconocidas entidades bancarias enteramente digitales, conocidas como neobancos. En concreto, tenemos constancia de tres de estos neobancos cuyas tarjetas pueden usarse en cualquier país del mundo, tenga el euro o no lo tenga, de forma totalmente gratuita. Se trata de N26, BNext y Revolut. Aunque cueste creerlo, con estos bancos nos costaría lo mismo pagar con tarjeta en nuestra calle que en un remoto poblado de Vietnam.

No ocurre lo mismo si queremos retirar efectivo de un cajero. Conozcamos las condiciones de cada una:

Con BNext, es gratis sacar dinero en efectivo en cualquier país, eso sí, solo tres veces al mes y con un límite máximo de 500 euros.

Por lo que respecta a N26, podemos aprovechar cinco retiradas mensuales gratuitas dentro de la zona euro. A partir de la sexta, nos costará 2 euros cada retirada que efectuemos. Si, además, lo hacemos para obtener otra divisa, se nos aplicará una comisión del 1,7% excepto si disponemos de las versiones Black y Metal de sus tarjetas. Estas, por supuesto, no son gratuitas sino que tienen un precio de 9,90 euros y 16,90 euros al mes, respectivamente.

Por último, Revolut pone un límite a la retirada de efectivo sin comisiones en los 200 euros al mes. Si queremos ampliar el límite a 400, deberemos abonar una cuota mensual de 7,99 euros. Si, en cambio, queremos sacar 600 euros gratis estemos donde estemos, la cuota sube a 13,99 euros. A partir de las cantidades límite mencionadas, cada retirada nos comportará un 2% de comisión.

Comentarios