3 estrategias de jubilación para 3 perfiles de trabajador

Fecha de publicación: 04.12.2018
3 estrategias de jubilación para 3 perfiles de trabajador

La jubilación parece ser cada vez más preocupación que descanso. Según Bruselas, el número de pensiones en España va a crecer desde los casi 10 millones que tenemos ahora hasta los 15 millones alrededor del 2050. Claro, así es mucho más complicado, por caro, mantener subsidios con la misma retribución que ahora, y la única forma suena imposible de alcanzar: doblar la cantidad de empleos de 18 a 33 millones para entonces.

¿Cuál es la consecuencia más lógica? Una disminución de la tasa de sustitución por la pensión pública, lo que significa un subsidio de jubilación menor, en proporción, al del salario obtenido en nuestra vida laboral. Roberto Pereira, presidente de los Asesores Laborales del Consejo General de Economistas, lo ve claro: “Si a esto le añadimos la incertidumbre sobre la revalorización de las pensiones y la propia sostenibilidad del sistema, es evidente que complementarlas con alguna otra herramienta nos va a garantizar mayor poder adquisitivo en el futuro”. Pero, aparte de planes de pensiones privados, según él, “también se pueden utilizar alquileres inmobiliarios, tanto de vivienda como de locales comerciales, por ejemplo”.

Toca, entonces, preparar la jubilación desde ya, y como hay trabajadores de muchas clases, los hemos dividido en tres grupos para repartir los consejos que dan los expertos para alcanzar la jubilación con garantías.

Joven con su primer empleo

Rafael Pampillon, economista de la IE Business School, reconoce que un joven recién salido de sus estudios y con su primer empleo por cuenta ajena “puede hacer poco”. Especialmente, aquellos que planean antes el formar una familia que su jubilación, sin dejar de ser obvio, e irremediablemente opuesto al ahorro. Sus fondos los destinará a la vivienda, en primer lugar y su salario de novato no se prevé generoso. Deberá esperar a los 40, más o menos, para poder mirar hacia arriba.

Si es emprendedor y/o autónomo, dependerá del éxito de su aventura empresarial y, si lo tiene, “cuando se acerque la edad de jubilación, podrá vender el negocio y hacerse una hucha para reducir los riesgos”, dice Pampillon.

Trabajador con experiencia y a medio camino

Pereira da un respiro a los sujetos de mediana edad, a quienes “trataría de hacerle ver que su pensión pública no peligra, y creo que es necesario decirlo, en un momento en que todo el mundo parece cuestionarlo”. Sin embargo, no hay que olvidar que la tasa de jubilación seguramente habrá disminuido su porcentaje y la edad de jubilación no habrá hecho sino aumentar, por lo que es posible que necesite más años de cotización. Pereira recomienda reaccionar con medidas de ahorro inmediatas.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Si es trabajador por cuenta ajena y le han ido bien las cosas, Pampillon sugiere "comprar una casa y ponerla en alquiler y, cuando se jubile, venderla”. O, también puede suscribir un plan de pensiones y desgravar sus aportaciones de la declaración de la Renta, o hacerse una cartera de acciones de empresas solventes y renta fija”, añade el experto. En cambio, si su capital consiste en su vivienda, ese será su ahorro.

Para los autónomos se aplican los mismos consejos que para los jóvenes.

Persona mayor cerca de culminar su vida laboral

Si el joven puede hacer poco a su edad, lo mismo le ocurre a quien está apunto de retirarse: llega tarde. “Si no ha ahorrado con antelación, poco puede hacer ahora”, explica Pereira, y añade: “Pero también es verdad que su situación no es dramática, ya que se jubilará con una pensión mayor”. Recomienda a los propietarios de su vivienda que firmen una hipoteca inversa por la que reciban renta vitalicia de un banco a cambio de dicha vivienda como garantía.

Esto le sirve tanto a los trabajadores por cuenta propia como a aquellos que trabajan por cuenta ajena sin más ahorros que su casa. Si se vende la casa, se puede destinar el dinero a un seguro individual de ahorro a largo plazo. Otras opciones son adquirir acciones de blue chips que, si son de calidad, garantizan solvencia y un beneficio del 5%.

 

Fuente: El País

Comentarios